Osciladores de Frecuencia Variable (OFVs)

No tardarás mucho en sentirte frustrado estando limitado en una frecuencia controlada a cristal. Te gustaría tener un botón de sintonía que cubriera toda la banda y no sólo unos pocos kilohercios. Esto suena simple, pero no lo es. Es difícil porque, sin la estabilidad de un cristal, un oscilador de RF normal patinará centenares de hercios mientras estás transmitiendo. El colega con el que estás hablando probablemente tiene un transceptor moderno con una banda de paso estable y estrecha. Desde su perspectiva tu señal patina rápidamente fuera de su banda de paso. Su dial digital está calibrado hasta las décimas de Hercio y se complacerá grandemente en comunicarte TU PROBLEMA.

La deriva es un gran problema de hoy

En los viejos días, como en 1950, las bandas de paso de los receptores eran normalmente enormes, como 10 o 20 kilohercios. Así que podrías patinar un buen trozo antes de que tu corresponsal llegara a notarlo, hasta que ya no pudiera oírte. Además, todo el mundo patinaba un poquito en aquellos días, así que no valía la pena mencionarlo. En los días de los pioneros, hacia 1930, las señales patinaban tanto que los radioaficionados solían sintonizar sus receptores con una mano mientras copiaban el código Morse con la otra.

Un OFV de 5 MHz sintonizado con un condensador variable mecánico

Un oscilador de frecuencia variable estable puede sustituir a un oscilador a cristal. Este capítulo resume lo que aprendí en mi odisea por seis prototipos de OFV. Mis primeros OFVs patinaban centenares de Hz y tuve muchas quejas. Después de que añadiera una compensación en temperatura, reduje la inestabilidad hasta 20 Hz de deriva por minuto. Algunas estaciones notaron la deriva de 20 Hz por minuto y unas pocas incluso me lo dijeron. Entonces monté una fuente de alimentación super regulada para el OFV y reduje la deriva a unos 5 Hz. Te sugiero que evites la vergüenza y vayas directamente a por los 5 Hz. De acuerdo con el Handbook de la ARRL, +/- 5 Hz es todo lo mejor que puedes conseguir sin usar bucles de enganche de fase (PLL).

El equipo de medida necesario para montar un OFV es un polímetro de precisión para medir tensión hasta el milivoltio y un patrón de frecuencia. Un receptor super-exacto y moderno está bien, pero un frecuencímetro es mejor para esta aplicación. La parte más complicada de montar un OFV estable es seguir todas las instrucciones detalladas sobre como hacerlo. Si tú eres como yo, tendrás problemas para creer que todas esas trivialidades son realmente necesarias. Sí, puedes cortar unas pocas esquinas, pero cuantos más compromisos hagas, más patinará tu OFV.

Los OFVs de frecuencias bajas patinan menos que los de frecuencias altas

Para transmisores de HF que trabajen en 160 metros (1.8 a 2.0 MHz en los USA) o 80 metros (3.5 a 4.0 MHz), es fácil montar un OFV para esas frecuencias. Luego puedes amplificar la señal del OFV directamente. Por ejemplo, si tú tuvieras un QRP controlado por cristal diseñado para 80 metros, un OFV para 80 metros podría enchufarse directamente en el zócalo del cristal. Podrías querer atenuar la señal un poco antes de sustituir directamente un cristal, pero el OFV puede sustituir al cristal y permitirte desplazarte por toda la banda. Si puedes construir un OFV de los mejores para 40 metros, esa banda también sería alcanzable. Desgraciadamente, para un nivel dado de sofisticación y precisión, la deriva de frecuencia es directamente proporcional a la frecuencia. Probablemente encontrarás que en algún punto sobre 5 MHz hay demasiada inestabilidad para mantener la deriva bajo 5 Hz por minuto. Para construir un OFV para 40 metros o bandas más altas, un OFV de frecuencias bajas es “convertido” a la frecuencia alta deseada. Esto se hace mezclando el OFV con un oscilador a cristal de frecuencia alta y luego filtrando la frecuencia suma. La conversión de frecuencia es tratada en el capítulo 11. Considerando el tamaño de la mayoría de las bandas de aficionado, un OFV tiene que cubrir al menos

0.5 MHz. Cuanta más alta sea la frecuencia básica del OFV, mayor será el margen que puedas conseguir. Los proyectos de OFV del Handbook de la ARRL tienen varias frecuencias desde 1.75 a 9 MHz. El OFV de mi transmisor de CW cubre de 3.5 a 4.0. El OFV de mi receptor cubre de 5.0 a 5.5 MHz. Mirando atrás si volviera a empezar habría montado primero el OFV de 5 MHz, puesto que esa frecuencia resulta ser más versátil. La desventaja de un OFV de 5 MHz es que no puede usarse en ninguna banda de radioaficionado directamente y cada banda necesita un circuito conversor de frecuencia.

Transistores JFET

Los transistores de unión de efecto de campo (JFETs) son ideales para construir OFVs. Al contrario de los transistores bipolares, la corriente principal de drenador a fuente no pasa por ninguna unión PN. Las uniones PN cambian sus características con la temperatura. Por tanto, los OFVs hechos con transistores bipolares tienden a patinar más que los hechos con JFETs. Los JFETs trabajan con el mismo principio que un MOSFET, pero la puerta de control es un diodo de unión PN en vez de un condensador, Los JFET fueron explicados y usados en el OFV del receptor de conversión directa del capítulo 7.

EL CIRCUITO DEL OFV

El oscilador básico

En principio el OFV es casi lo mismo que un oscilador a cristal de cuarzo. El cristal es eléctricamente equivalente a un circuito LC resonante. Por tanto, para sintonizar un OFV usamos o bien un condensador variable o una inductancia variable para cambiar la frecuencia de resonancia. Por lo que yo sé, las bobinas variables apropiadas no pueden comprarse o construirse en un sótano. Eso significa que el elemento de sintonía tendrá que ser un condensador variable, como el que usaste para ajustar la frecuencia del cristal en tu QRP.

El circuito de arriba es esencialmente lo que encontrarás en tu Handbook de la ARRL. Usa un transistor JFET. El oscilador es un Colpitts y puede ser reconocido por el divisor capacitivo de realimentación, C3 y C4. Siempre que la tensión de fuente sube, parte de este cambio es acoplado a la puerta a través de C3. Esto activa más al JFET. Esto es, la realimentación es positiva, lo que mantiene la oscilación. El circuito resonante LC básico que sintoniza la frecuencia es C1 y L1. C2 es un condensador trimer que ayuda a ajustar el margen de sintonía deseado.

¿Entonces cuáles son los valores de C1, L1, C2, etc.? La respuesta no es fácil. Empezamos con un condensador variable de calidad para C1 como se describe más abajo. Por varias razones, C1 será de unos 30 pF. Empezando con este condensador y el margen de sintonía de 0.5 MHz, los otros valores deben ser determinados por prueba y error. Los valores son tremendamente difíciles de calcular porque C3, C4 e incluso el diodo 1N914 son parte de la capacidad. No intentes demasiado conseguir los valores hasta que hayas estudiado este capítulo completo y formulado un plan para tu OFV. Como verás más tarde, C2, C3 y C4 son parte de la estrategia de compensación de temperatura y tendrán que ser determinados por esas consideraciones primero. Cuando hayas decidido que hacer con C3 y C4, entonces podrás trabajar sobre L1 y C2.

El diodo 1N914 en la puerta parece contraproducente, pero se usa como fijador para mantener la puerta del transistor JFET fuera de la región de conducción directa. Eso es, cuando la oscilación se hace demasiado fuerte y la unión P-N de la puerta empieza a conducir a los 0.6 voltios, el diodo ayuda a evitar la operación en ese margen. El OFV es alimentado a 12 voltios. Sin embargo, la etapa del oscilador y su buffer son alimentados a 5 voltios procedentes de un regulador con diodo Zener (Z). Esto se hace para disipar tan poca energía como sea posible en el oscilador y evitar que los componentes se calienten.

El circuito del OFV completo

Aquí está el circuito del OFV completo, excluyendo la compensación de temperatura. Como ves, el OFV también contiene una etapa buffer y un amplificador final. La compensación de temperatura consiste en circuitos especiales que sustituyen a C2 o C4.

Buffer

La etapa de buffer separa el oscilador del amplificador final. De otro modo habría una sutil conexión entre la carga a la salida del OFV y el oscilador. Lo creas o no, sin el buffer so cambias la carga ligeramente, la frecuencia también cambiará. El buffer se conecta a las otras etapas por C5 y C6. Estos condensadores deberían ser todo lo pequeños posible para reducir la conexión entre el oscilador y el amplificador final.

Amplificador final

El amplificador final eleva la salida del OFV al nivel necesario para excitar el transmisor. La etapa excitada en el transmisor es normalmente un mezclador que ya describiremos en el próximo capítulo. Pero si el OFV está diseñado para la banda de 80 metros, entonces la próxima etapa tras el OFV podría ser una serie de amplificadores en clase C para aumentar la potencia de salida al nivel final, digamos 5

o 50 vatios. La etapa final del OFV necesitará sacar una onda senoidal de al menos dos voltios de pico. Puesto que hemos mantenido deliberadamente bajas las señales del oscilador y buffer, el amplificador final debe ser un amplificador lineal o de clase A para subir el nivel de señal hasta 2 a 5 voltios de pico.

La excitación a este transistor es polarizada con una resistencia de 33K de manera que esta etapa esté siempre en activa.

Filtro pasa bajos

La excitación del transmisor debería ser una senoidal tan pura como sea posible para evitar radiar armónicos fuera de la banda. Un filtro pasabajos en la salida atenúa la mayoría de los armónicos por encima del margen de frecuencias deseado. Se muestra un filtro pasabajos de Chebyshev diseñado para una carga de 500 ohmios. En el capítulo 6 se describieron filtros Chebyshev diseñados para 50 ohmios. Sin embargo, aquí no necesitamos potencia, sólo tensión. Por tanto el filtro está diseñado para 500 ohmios, lo cual da bastante potencia para esta aplicación. Se dan los valores para tanto un OFV de 80 metros (3.5 a 4.0) o un OFV de 5 MHz (5.0 a 5.5 MHz).

Los 50 secretos para evitar la deriva

Imagina que fueras a montar el OFV de arriba sin leer los detalles que están en los párrafos siguientes. Cuando lo encendieras por primera vez, te decepcionará encontrar que patina una centena de Hz por minuto o más. La deriva está causada por la variación de temperatura. Los componentes se dilatan y contraen con los cambios de temperatura y eso provoca pequeños cambios en la capacidad y la inductancia de los componentes. El aire que circula por la placa no permite que la temperatura se estabilice. La deriva es evitada evitando cambios de temperatura y eligiendo componentes que cambien lo menos posible con la temperatura.

La construcción de OFVs es una forma de arte tan arcana como la receta secreta de tarta de la abuelita

o los puntos adecuados para construir coches para el Cub Scout Pinewood Derby. Como verás, deben haber 50 maneras para mejorar el problema de la deriva. Nunca he construido un OFV que fuera completamente estable y probablemente nunca lo haré. Pero quizás sea porque sólo conozco los 14 secretos listados abajo. Si aplicas tantos como sea posible, deberías quedar dentro del objetivo de los 20 Hz – y quizá incluso bajo 5 Hz.

Secreto nº1. Transistores de efecto de campo (JFETs) El primer secreto de un OFV estable es usar un JFET en lugar de un transistor bipolar. Como se ha descrito antes, un transistor de efecto de campo es mejor porque es menos sensible a la temperatura. Yo he usado JFETs de canal N 2N3823, 2N5484 y 2N4416 para los osciladores. Mi impresión es que cualquier FET de canal N pequeño funciona bien.

Secreto nº2. Sella el OFV en una caja metálica. Simplemente el proteger el OFV de las corrientes de aire causa una mejora enorme. Usa una caja pesada y de fundición para que la temperatura cambie lentamente por lo menos. En contraste, una caja ligera de lámina de aluminio se calentará y refrescará rápidamente. Por otro lado, CUALQUIER caja es una gran mejora respecto a no tener el circuito aislado de las corrientes de aire.

Secreto nº3. Usa placa de circuito impreso de una sola cara. Una placa de doble cara es como un condensador, esto es, láminas finas de metal están pegadas a una capa dieléctrica. Desgraciadamente, el condensador resultante tiene un coeficiente de temperatura significativo. Cuando la temperatura aumenta, el material de la placa se dilata (se engrosa) y la capacidad de la placa disminuye. Si el OFV está construido sobre pistas y nodos que cambian de capacidad respecto a la masa, la frecuencia del oscilador cambiará ligeramente.

Secreto nº4. Montar la placa del oscilador sobre separadores y lejos de las paredes de la caja.

Usando el mismo principio que antes, no montes la placa de una sola cara pegada a la caja metálica. Elevando la placa por encima de la caja, la capacidad entre las pistas y la caja metálica se minimiza.

Secreto nº5. Elige y monta con cuidado todos los componentes que afecten al circuito LC del oscilador. Todos los componentes L y C del oscilador deberían ser diseñados para la mínima deriva en temperatura. Refiriéndonos al diagrama, no solo los condensadores C1 y C2 afectan a la frecuencia. Los condensadores en serie con el condensador de 220 pF, C3, C4 e incluso C5 afectan a la frecuencia. Al menos en una pequeña parte TODOS los componentes en contacto con estos condensadores pueden afectar a la deriva en frecuencia. Estos incluyen el diodo, el choque de RF, el transistor y la resistencia de 100 K.

Secreto nº6. Los condensadores variables mecánicos deberían ser elegidos con cuidado. Aunque los condensadores variables mecánicos son difíciles de encontrar, pueden ser la mejor solución para ti. Elige un condensador de unos 30 a 60 pF, no más grandes. Los condensadores variables de alta capacidad son demasiado sensibles a los cambios de temperatura. Los menores no cubren lo suficiente. No usar un condensador con placas de aluminio – varían demasiado con la temperatura. El bronce es el mejor metal. Intenta encontrar un condensador con placas anchas y ampliamente espaciadas. Las placas delgadas como hojas de papel son compactas, pero varían mucho con la temperatura. Si la sintonía del condensador es lineal con los grados de rotación, la frecuencia que generará será un poco no lineal. Idealmente, las placas del condensador deberían tener una forma no lineal que les permite sintonizar un circuito LC de manera que la frecuencia sea lineal. Gira el condensador a lo largo de su margen y verás que los condensadores compensados tienen placas de rotor que no son simples semicírculos. Cuando giran, no se mezclan con las placas del estator en el mismo punto. La corrección no lineal no es imprescindible, pero es algo a tener en cuenta.

Secreto nº7. Los varactores son los elementos de sintonía más estables. Es difícil comprar condensadores variables que sean mecánicamente y termalmente estables. Collins Radio hace años sintonizaba sus OFVs con bobinas sintonizadas con núcleos de polvo de hierro especiales, pero nunca he visto ninguno a la venta. Un diodo varicap controlado con un potenciómetro de calidad es una buena solución a estos problemas. Los varicaps son un tipo de diodos de silicio polarizados con tensión continua. En mi experiencia los varicaps son de un orden de magnitud más estables termalmente que los condensadores variables. Y son al menos dos órdenes de magnitud más estables mecánicamente. Puedes golpear el OFV con tu mano y, aunque otros componentes pueden vibrar, el varactor no cambiará su capacidad. Desafortunadamente, los varicaps producen una escala no lineal en el botón de sintonía. Esto significa que tienen mucho recorrido en el extremo alto de frecuencia mientras que el extremo bajo puede estar comprimido en unos pocos grados de rotación. Para ser usable, el potenciómetro debe ser no lineal para compensar. Los varicaps son descritos con detalle más adelante.

Secreto nº8. Usa condensadores fijos del tipo NP0. Cuando elijas condensadores, búscalos del tipo NP0. Estos se supone que tienen el cambio de temperatura mínimo. Úsalos para TODOS los condensadores fijos del circuito LC.

Secreto nº9. Usar varios condensadores NP0 en paralelo para alcanzar un valor determinado. Si debes usar condensadores fijos en paralelo con C1 y C2, es mejor usar varios pequeños en paralelo que un solo condensador grande. La temperatura de un condensador pequeño se estabiliza rápidamente, mientras que el calor sube más lentamente en un condensador más grande.

Secreto nº10. La compensación de temperatura en el circuito LC es esencial. Me llevó cuatro prototipos el aceptarlo, pero la compensación de temperatura es tan importante como el poner el OFV en una caja. Mucha gente afirma haberlo conseguido sin ella, pero yo nunca lo he hecho. El no usar compensación de temperatura implica que cada condensador e inductancia del OFV deben tener un coeficiente de temperatura cero. Alternativamente, todos los coeficientes negativos deben ser compensados precisamente con componentes que tengan coeficientes positivos de temperatura. ¡Buena suerte cuando lo hagas!. Los circuitos de compensación se describirán más tarde.

Secreto nº11. Usar una bobina de núcleo de aire. Como es normal, es muy conveniente usar un núcleo toroidal de polvo de hierro. Desafortunadamente, el polvo de hierro cambia su permeabilidad (factor de magnetismo) con la temperatura. Por tanto, no usando el hierro otra variable es eliminada. Yo he usado con éxito tubos de bolígrafo de plástico viejos como pequeñas formitas para bobinas de núcleo de aire. Taladré agujeros pequeños en el plástico para meter trozos pequeños de hilo de cobre rígido que sirvieran como terminales. Si usas polvo de hierro, entre los núcleos de CWS (Amidon), el tipo 7 se supone que tiene la mejor estabilidad en temperatura. Los núcleos del nº 6 de CWS Bytemark (Amidon) me han funcionado razonablemente, pero quizás los del nº 7 sean un poco mejores. Si haces una bobina dando vueltas de hilo de cobre sobre una forma de plástico, el cobre también cambiará ligeramente sus dimensiones con la temperatura. Y puesto que una bobina de núcleo de aire necesita más espiras de hilo, hay más oportunidad para que el cobre cambie sus dimensiones, su capacidad entre espiras y también su resistencia. Finalmente, una bobina de núcleo de aire se acoplará como un transformador a los componentes cercanos, mientras que un toroide de polvo de hierro se acopla muchísimo menos. Bueno, nada es perfecto.

Después de que tengas la bobina devanada y trabajando en el margen adecuado de frecuencia, sellarla con resina epóxica o pegarla a la placa. Sin la resina epóxica, la frecuencia gorjeará con la mínima vibración. Una vez intenté usar bobinas sobre formita con núcleo. Eran fáciles de ajustar, pero eran mecánicamente y termalmente inestables.

Secreto nº12. La estabilización de tensión de precisión para la alimentación del OFV es vital para la estabilidad de frecuencia. La alimentación de 12 voltios para el OFV debe ser estabilizada. Los estabilizadores de tensión normales como el LM317 o el LM7812 me dieron estabilización hasta 0.1 voltios. Esto era correcto para una estabilidad hasta una deriva de 20 Hz, pero para llevarla a menos de 5 Hz, necesitaba estabilizar mi fuente para el OFV hasta unos pocos milivoltios. Para conseguirlo, construí una fuente de precisión que sólo alimenta al OFV. Cuanta menos corriente tenga que suministrar, más contante será su tensión de salida. La fuente será analizada en detalle más tarde.

Secreto nº13. El OFV debería disipada la mínima potencia posible. Cuanta menos potencia disipe, menos calentamiento ocurrirá dentro de la caja del OFV. También cuanto menor potencia sea disipada, más fácil será el construir una fuente de precisión para alimentar el OFV. Por eso mi OFV fue diseñado para una carga de 500 ohmios en vez de 50 como la mayoría de los circuitos RF de radioaficionado. El OFV completo debería consumir menos de 20 mA, 10 mA sería incluso mejor.

Secreto nº14. Olvidar los osciladores a válvulas. Los radioaficionados de los viejos tiempos pueden estar tentados a usar un oscilador a válvulas. Primero intenté actualizar un viejo OFV a válvulas, pero las válvulas se calientan y hacen demasiado difícil la compensación de temperatura. Ya tendrás suficientes problemas sin esta carga extra. Puedes usar transistores bipolares para el amplificador final de tu OFV, pero no para el oscilador. Como una buena medida también puedes usar un JFET como buffer.

Sintonía por dial Vernier e indicación de frecuencia.

Puesto que un OFV debe ser sintonizado precisamente a la frecuencia del corresponsal, es vital usar un dial vernier entre el botón de sintonía y el condensador variable. En mi opinión, el botón de sintonía debería girar completamente al menos tres veces para cada vuelta del condensador. Sin dial vernier, será muy difícil sintonizar tu receptor o transmisor de manera precisa a la frecuencia del corresponsal. Un mecanismo de desmultiplicación planetario es montado generalmente en el panel frontal. Los tornillos torneados lo sujetan al eje del condensador variable que sale de la caja del OFV. Los mecanismos de sintonía se combinan normalmente con diales e indicadores que puedes calibrar. Un dial de papel puede ser marcado con tinta durante la calibración. Una tapa de plástico protege el papel de la humedad.

En un OFV mostrado arriba usé un dial vernier de marca National Company. El interés reciente en los QRPs ha hecho que estén disponibles de nuevo tras haber desaparecido algunos años. Busca los anuncios en las revistas de radioaficionados. Desgraciadamente, estos diales son bastante caros. Para algunos de mis OFVs usé mecanismos de desmultiplicación de sobrante militar que no tenían dial ni puntero. Hice el puntero de placa de circuito impreso super fina pintada de negro. La calibración estaba en cartulina blanca cubierta con un plástico de metacrilato de 1/8 de pulgada de espesor y atornillada al panel frontal.

Si usas un diodo varactor como condensador variable, podrás encontrar un potenciómetro multivuelta para tu sistema de sintonía. Esto resuelve el problema de la desmultiplicación, pero no ofrece una forma para calibrar el dial. Algunos radioaficionados han construido complicados frecuencímetros o voltímetros digitales como soluciones a la calibración del OFV. Todo lo que puedo decir es cuidado con la circuitería digital en tus equipos de radioaficionado. Los circuitos digitales caseros casi siempre generan ruido de RF que interferirá al escuchar señales débiles. Los fabricantes comerciales hacen parecer fácil la tecnología digital, pero hasta ahora todos mis juguetes digitales han generado un “soplido” estático del que me he arrepentido.

Sintonía por varactor

Cuando construía un nuevo receptor, tuve que construir otro OFV. En este prototipo exploré el sustituir el condensador variable con varicaps (varactores). Las uniones P-N polarizadas en inversa bloquean el flujo de la carga eléctrica como si fueran condensadores. No sólo actúan como condensadores, cuando se polarizan en inversa son condensadores. Lo interesante de este comportamiento es que polarizándolos con una tensión continua, digamos de 0 a 10 voltios, la capacidad puede ser variada como en un condensador variable. Cuanto mayor sea la tensión de polarización, los iones del semiconductor se usan y la carga que puede almacenar disminuye. En otras palabras, los diodos de unión PN cambian su capacidad inversamente proporcional a la tensión de polarización. Los varactores son condensadores variables por tensión.

Un OFV sintonizado por varactor. El potenciómetro redondo ajusta la tensión sobre el varactor.

Los varactores son diodos de unión PN de silicio especializados que fueron diseñados con ese propósito. Sin embargo, he visto circuitos de VFO que usan diodos de silicio normales como el 1N914 o el 1N4148 para este propósito. Una de las desventajas de los varactores es que a menudo no tienen mucha capacidad. De 5 a 20 pF es corriente. Debido a esto, no creía que pudiera conseguir suficiente margen de sintonía de un varactor. Resultó que podía compensarlo usando dos o más varactores en paralelo y disminuyendo el valor de los condensadores de realimentación C3 y C4. El margen de sintonía no era problema.

Después compré un varactor del tipo MV104 de Motorola, que tiene una capacidad de 110 pF (!!!). Este dispositivo tiene el potencial para dar el gran margen de sintonía que se necesita para cubrir la banda de 10 metros. Además, puede ser operado en un margen estrecho de tensión de polarización y por tanto resolver bastante el problema de la no linealidad.

Las ventajas de la sintonía por varactor son:

  1. Los varactores son estables mecánicamente. Suponiendo que el potenciómetro que polariza tu varactor es estable mecánicamente, entonces el OFV resultante será mecánicamente estable. Puedes golpear la mesa con tu puño y la frecuencia apenas vibrará en el receptor. Con mis OFVs a condensador variable, dar una palmada en la mesa es casi una manera práctica para cambiar la frecuencia.
  2. Los varactores son más estables en temperatura que los condensadores variables. Probando un circuito de OFV con condensador variable con un secador de pelo, encontré que el flujo de aire caliente sobre la placa del circuito hacía derivar la frecuencia cientos de Hz, a veces incluso KHz. Cuando le doy el mismo tratamiento a mi OFV a varactor, el cambio de frecuencia es mucho menor.
  3. Los varactores son fáciles de conseguir. Los buenos condensadores variables de sintonía son difíciles de conseguir, aunque a veces RF Parts Co. tiene condensadores usables en stock. En contraste, los varactores siempre pueden conseguirse de Digikey, Mouser y otras compañías.
  4. Los varactores son muy pequeños. Algunos de los que he usado son del tamaño de un grano de arena. Soldarlos en mi placa de circuito impreso requirió paciencia, pinzas largas y lupa de joyero. Un módulo de OFV hecho con un varactor puede ser mucho más pequeño que un OFV hecho con un condensador variable.
  5. Los OFVs a varactor pueden ser sintonizados por PLL. Puesto que el OFV a varactor se sintoniza con una tensión continua variable, puede ser parte de un diseño a PLL moderno. Un OFV casero no tiene porque estar limitado a tecnología antigua.

El problema con los varactores

Desgraciadamente, los OFVs sintonizados por varactores no son lineales. Sin embargo, puedes convertir esto en una ventaja. Cuando la tensión del varactor se cambia, el cambio de frecuencia que se produce no es lineal. Cuando se aplica tensión por primera vez, los electrones y los huecos en la unión PN se llenan enseguida y disminuyen la capacidad rápidamente. Después del primer gran cambio, cada vez más tensión debe ser aplicada para llenar mas huecos y agotar los electrones en el semiconductor de tipo N. En otras palabras, cuanto más amplio sea el margen de sintonía, más no lineal será la relación entre tensión aplicada y frecuencia. Esto exagera la sintonía del extremo alto de frecuencia de la banda. Por ejemplo, si se lleva el varactor a su margen máximo de capacidad, el 75% del margen de tensión de sintonía podría ser necesario para cubrir el 25% más alto de tu margen total de frecuencia. Imagina que estás especialmente interesado en operar en CW. El segmento de CW de la banda está siempre en el extremo inferior con la fonía en el extremo superior de frecuencia. El problema de linealidad puede convertirse en una ventaja diseñando el conversor de frecuencia del OFV de tu transmisor o receptor de manera que para cada banda el extremo alto de frecuencia del OFV cubra el extremo bajo de CW de la banda. Las señales de CW tienen poco ancho de banda, unos pocos Hz, las bandas de fonía son varias veces más anchas y las mismas señales de fonía cubren 3 KHz cada una. En otras palabras, un buen ensanche de banda (poco cambio de frecuencia para mucho giro del botón) es importante para la banda de CW y no tan importante para la banda de fonía. Sí, sintonizar en fonía (SSB) requiere sintonía fina, pero encontrarás que para ajustar la calidad de la voz es más fácil hacerlo con el botón del OFB que con la sintonía del OFV.

Por ejemplo, en un transmisor el margen del OFV podría ir de 5.0 a 5.5 MHz. Para transmitir en 40 metros (7.00 a 7.30 MHz en los USA), el transmisor podría usar un oscilador local controlado a cristal de 12.5 MHz para cubrir de 7.0 a 7.5. Esto es, 12.5 MHz menos 5.5 MHz = 7.0 MHz. De esta manera, el extremo alto de la sintonía del OFV cubre el extremo BAJO de la banda. En contraste, si usas un cristal de frecuencia baja, el extremo alto de frecuencia del OFV cubrirá el extremo alto de la banda donde el ensanche de banda no es muy importante. Esto es, 5.00 MHz más 2.00 MHz = 7.00 MHz. Si esto te confunde, los conversores de frecuencia son explicados en detalle en el capítulo 11.

Desvío de frecuencia en transmisión

El OFV de un transmisor tiene un problema sobre el que quizás no hayas pensado. Con un receptor de CW de banda ancha pasado de moda, cuando sintonizas una señal de CW escucharás un silbido que cambia de un tono alto a un tono bajo, luego a batido cero y luego vuelve a subir a un tono alto cuando pasas la señal. Si tu receptor estuviera sintonizado con precisión a la frecuencia del corresponsal, estaría a batido cero. Su señal de CW tendría un tono tan bajo que no podrías copiarla.

Para solucionar esto, los transceptores modernos añaden automáticamente un desplazamiento de frecuencia entre recepción y transmisión, normalmente de 700 u 800 Hz. Además, los transceptores de lujo no reciben la banda lateral inferior de la señal a menos que el operador elija LSB en el panel frontal. En general, la banda lateral inferior (LSB) se usa en 160, 80 y 40 metros mientras que la banda lateral superior (USB) se usa en 60 metros, 30 metros y superiores. Con un receptor moderno de banda estrecha los radioaficionados modernos puede que ni siquiera se den cuenta que hay dos bandas laterales. El resultado es que cuando contestas a un CQ con tu OFV casero, debes sintonizar en la dirección correcta unos 700 Hz por encima o debajo de su punto de batido cero. De otro modo ni siquiera te oirá. Los radioaficionados de los viejos tiempos solían sintonizar alrededor de su frecuencia, pero los modernos no lo hacen. Yo creo que tuve este problema cuando salí al aire al principio con mi equipo casero. Pocas estaciones parecían poder escucharme. Sin embargo, cuando hablé con alguien, obtuve buenos controles de señal. La solución más simple es usar los filtros de banda estrecha de tu receptor de manera que sólo puedas oír la banda lateral superior o la inferior a la vez. Luego, cuando haces batido cero sobre el amigo que llama CQ, sólo escucharás tu OFV cuando estés en la banda lateral correcta. Los filtros pasabanda estrechos para receptores caseros son expuestos en el capítulo 13.

OFVs para transceptores

Si construyes un OFV para un transceptor, el OFV se usará tanto en recepción como en transmisión. Como se ha explicado antes, puede ser útil añadir un ajuste de desplazamiento de sintonía con varactor al OFV de manera que puedas emitir y recibir en frecuencias ligeramente diferentes. Para hacer esto, añadir un varactor auxiliar de baja capacidad en paralelo con la sintonía principal. La tecnología es la misma que acaba de ser descrita para la sintonía con varactor, pero el margen de sintonía será un KHz o menos.

Una fuente de alimentación de precisión para el OFV

Uno de mis OFVs tenía una deriva constante hacia arriba de 200 Hz por hora. Estaba sin pistas hasta que noté que mi fuente de alimentación del OFV de 12 Voltios tenía una sutil deriva hacia abajo. Los reguladores de tensión corrientes son primitivos comparados con los integrados reguladores compensados en temperatura. Reguladores como el LM317 o el LM7812 patinan centésimas de voltio por minuto, especialmente si su carga es mayor de 100 miliamperios. Un simple regulador a diodo zener puede permitir fácilmente un cambio de una o dos décimas de voltio en el oscilador. La solución es construir un regulador de tensión de precisión. Este regulador de 12 Voltios debería ser puesto fuera de la caja del OFV. Si es posible, cualquier cosa que genere calor debería ser puesta fuera de la caja del OFV.

Diodos Zener de precisión

El truco para construir una fuente de precisión compensada en temperatura es una referencia a diodo Zener de precisión. Los Zeners ordinarios cambian su tensión de regulación con la temperatura. Los zeners de precisión son circuitos integrados que se comportan como diodos Zener de precisión, pero tienen circuitería de compensación y pueden ser ajustados a la tensión especificada exactamente. El diodo Zener LM336-5.0 puede ser ajustado con un potenciómetro de ajuste a exactamente 5.000 Voltios. Está diseñado para tener la mejor compensación de temperatura a la tensión exacta. Quitando el potenciómetro y los diodos, este componente se usa como un Zener normal.

Una fuente de alimentación de precisión de 12 voltios

El regulador de tensión de precisión mostrado abajo viene del Data Book para circuitos integrados lineales de National Semiconductor. Este regulador mantendrá la tensión del OFV constante a menos de 2 milivoltios. Usa un regulador LM317T programable. La salida del regulador grande es modificada con un regulador Zener de precisión de referencia para mantener la tensión de salida constante. El LM317 estabiliza la tensión a través de la resistencia de 1.2 K a unos 1.2 Voltios. La referencia de precisión estabiliza la tensión a través de la resistencia de 620 ohmios a 6.2 Voltios exactamente – esto es, 1.2 Voltios más 5.000 Voltios. Puesto que el voltaje en bornes de la resistencia de 620 ohmios se mantiene constante, la corriente que pasa por el potenciómetro de 1K también se mantiene constante. Por tanto, ajustando el potenciómetro de 1K se puede ajustar la tensión total.

Para mantener este alto grado de precisión, el estabilizador de encima sólo alimenta el OFV. Cuando intenté alimentar otras etapas del transmisor con la fuente de alimentación de precisión, la carga subió a varias centenas de miliamperios. Aunque los integrados estabilizadores estaban funcionando dentro de sus especificaciones, la corriente extra arruinó la estabilización con precisión de milivoltios. Le puse a mi OFV sintonizado por condensador variable el mismo estabilizador de precisión y encontré que la estabilidad en frecuencia se hizo tan buena como la de mi más nuevo OFV a varactor.

Intento mantener la corriente de alimentación a mi OFV a menos de 10 miliamperios. Si necesitas más de 3 Voltios de pico de salida, probablemente lo encontrarás difícil. En el circuito completo mostrado encima, cuando consigues una senoidal pura de 5 Voltios de pico, la corriente absorbida de la fuente es probable que se aproxime a 20 miliamperios. Una manera de compensar es ajustar la tensión de la fuente de precisión a lo mínimo necesario para obtener la forma de onda de salida que necesites. Esto es, en vez de usar 12 Voltios estabilizados, usar 8 o 10 Voltios.

Regulación separada para el oscilador del OFV

Si tu OFV consume más de unos 10 mA, puedes querer compensar el cambio de temperatura dentro de la caja alimentando el oscilador de dentro de la caja del OFV con 5 Voltios de un Zener de precisión de 5 Voltios separado en vez de usar un Zener normal de 5 Voltios.

Un doblador de tensión para usar con batería.

Si alimentas el equipo conectándolo a la red, el estabilizador descrito encima probablemente funcionará bien a menos que haya un apagón. Por otro lado, si tu transmisor se alimenta a baterías, su voltaje de salida caerá bien por debajo de 12 Voltios cuando la batería se descargue. Una solución es alimentar el OFV a 9 Voltios estabilizados. De esa manera, el estabilizador todavía estará dando 9.000 Voltios incluso con sólo 10 Voltios en la batería. Sin embargo, si tu OFV usa un varactor (varicap) como el elemento de sintonía, puedes necesitar al menos 10 Voltios para conseguir el margen de sintonía máximo del varactor. Mi solución a esta frustración fue primero doblar la tensión sin estabilizar de la batería. Arrancando de dos veces la tensión de la batería nominalmente, mi OFV tendrá siempre al menos 12 Voltios. Puesto que el OFV sólo consume de 10 a 20 mA, este doblador de tensión continua no tiene que ser potente.

Un doblador de tensión continua

Generación de onda cuadrada

Siempre que quieras elevar una tensión continua, es necesario usar la fuente actual para generar una fuente de tensión alterna. Por ejemplo, la tensión alterna podría ser aplicada a un transformador para producir una tensión alterna tan alta como necesites. La tensión alterna alta sería rectificada entonces a la tensión alta requerida. En vez de usar un transformador, el doblador de tensión descrito usa una bomba de carga para subir la tensión. Como verás, esta técnica es una forma especializada de rectificación.

La primera tarea es convertir la fuente de continua en pulsos de onda cuadrada. Resulta que hay muchas formas de generar ondas cuadradas usando circuitos integrados. Por ejemplo, yo usé un amplificador operacional para generar los puntos en el manipulador electrónico del capítulo 9. Puedes usar un integrado si quieres, pero podrías disfrutar haciéndolo de la forma difícil. Como siempre, si eres un principiante en electrónica, aprenderás un poco de materia interesante.

Un oscilador multivibrador astable simplificado se muestra encima. Como puedes ver, este circuito consta de dos amplificadores de emisor a masa cableados de manera que cualquier cambio en el colector de uno de los transistores se acopla inmediatamente a la base del otro. Asumamos que el condensador de la izquierda está cargado a una tensión baja, digamos 1 Voltio. El condensador de la derecha está cargado a casi 12 Voltios. El condensador de la izquierda se carga hacia 12 Voltios a través de la resistencia de 7.5 K de la derecha. Esto lleva a su colector y a su respectivo condensador hacia tierra.

Puesto que la tensión en bornes del condensador de la derecha no puede cambiar instantáneamente, la tensión de la base de la derecha es empujada hacia abajo a unos –12 Voltios. Esta tensión negativa extrema pone en corte el transistor de la derecha. El condensador de la derecha con sus –12 Voltios se descargará hacia cero voltios puesto que no hay fuente de tensión ahora para mantener los 12 Voltios negativos. Esta descarga lleva un periodo de tiempo significativo porque la corriente debe cargarlo a través de la resistencia de 7.5 K ohmios. En algún instante la tensión de la base del transistor de la derecha subirá por encima de +0.6 Voltios lo que pondrá el transistor en activa otra vez. Cuando el transistor de la derecha se activa, lleva el condensador de la izquierda abajo a –12 Voltios, cortando el transistor de la izquierda.

Un multivibrador práctico

El multivibrador simplificado descrito arriba oscila bien, pero no siempre arranca espontáneamente. De hecho, encontrarás que sólo funciona en un margen específico de tensión de alimentación y debe ser arrancado bruscamente. Si subes la tensión de alimentación gradualmente, el multivibrador permanece estable con uno o ambos lados apagados y la oscilación nunca arranca.

La poca confiabilidad del multivibrador simple puede ser arreglada polarizando parcialmente en activa los transistores con las resistencias de 100 K ohmios. Estas resistencias aseguran que los condensadores siempre estarán cargándose o descargándose. Ahora el circuito generará ondas cuadradas incluso con tensiones muy bajas. Cuando la tensión de la fuente de alimentación se sube lentamente, la oscilación siempre arrancará. Además, el estado activo de cada transistor se mantiene por más tiempo y se obtiene una onda cuadrada mejor.

Los osciladores biestables son flip-flops RAM

Esto se sale del tema, pero suponed que los dos condensadores del circuito de arriba fueran sustituidos por resistencias de alto valor. Puesto que no habría reactancia que cargar o descargar, el circuito se “enclavaría” con un transistor en activa y el otro en corte. Esto se llama un multivibrador estable o biestable. Si se introduce un pulso en un transistor o el otro, el circuito se hará bascular al estado estable opuesto en que el transistor en corte pasa a activa y el de activa pasa a corte. Este circuito flip-flop es la base de la memoria RAM estática (SRAM). Un flip-flop puede almacenar un bit de información. Mientras se aplique tensión de alimentación, el circuito “recordará” ese bit de información indefinidamente o hasta que otro pulso llegue y lo ponga en el estado opuesto. En un circuito integrado SRAM millones de flip-flops son grabados en un chip y almacenan megabits de información.

Escuadrando la onda cuadrada de baja potencia para excitar un doblador de bomba de carga

Ahora que tenemos una tensión de onda cuadrada de baja potencia, necesitamos limpiar la forma de onda y amplificarla de manera que podamos producir una alterna de onda cuadrada de unos 30 mA para la fuente de alimentación de nuestro OFV. Esto se hace con un simple amplificador buffer para hacerla cuadrada. Una forma de onda cuadrada es importante porque cuanto menos tiempo pase el circuito “medio encendido”, más eficiente será la fuente de alimentación.

Este buffer de onda cuadrada es sólo un amplificador de tensión de alta ganancia. Durante la tensión de entrada en aumento con pendiente, la pendiente de subida de esta tensión es exagerada en 10 o 20 veces. Esto disminuye el tiempo de subida hasta hacerlo despreciable.

Doblador de tensión a diodos

¿Cómo podemos “doblar” tensiones de continua usando diodos? La idea es cargar repetidamente el condensador de 33 µF a +12 Voltios como si ese condensador fuera una batería recargable. Luego el condensador se saca de su “modo de carga” y se añade como una batería sobre la fuente de 12 Voltios existente. En otras palabras, 12 Voltios más 12 Voltios más equivale a 24 Voltios. Esta señal pulsante de 24 Voltios carga el condensador grande de 100 µF de almacenamiento de la derecha a 24 Voltios. Si la corriente consumida de la fuente de 24 Voltios es pequeña, el condensador de la derecha puede mantener una tensión relativamente constante cercana a 24 Voltios.

Transistores complementarios en acción

Las labores de conmutación en el doblador son cumplidas con transistores y diodos. El buffer de onda cuadrada excita a un excitador seguidor de tensión de potencia complementario para el doblador de tensión a diodos. En este circuito usamos transistores NPN y PNP complementarios. En el capítulo 4 mencioné que era bastante conveniente tener transistores que trabajen con polaridades opuestas. Cuando la excitación a un transistor lo ponga en activa, la misma polaridad corta su transistor complementario. La salida se toma de los emisores. En efecto, los transistores complementarios conectan la salida arriba y abajo entre tierra y la alimentación de 12 Voltios. Estos transistores hacen una buena conexión a tierra y la línea de 12 Voltios sin resistencias calentándose y desperdiciando energía.

Por cierto, los circuitos lógicos de tu ordenador personal están implementados casi por completo con circuitos integrados hechos con transistores MOSFETs de canal N y canal P complementarios. Estos integrados se llaman “CMOS”. Evitando las resistencias de carga en los drenadores de los FETs, se minimiza el calentamiento y se maximiza la velocidad de conmutación.

Como se mostró antes, los transistores PNP y NPN funcionan juntos para llevar el condensador de la izquierda arriba y abajo. Cuando el transistor PNP está activado, el borne de abajo del condensador se conecta a tierra. En estas condiciones el diodo de la izquierda carga el condensador a 12 Voltios. Cuando el PNP se corta y se activa el NPN, el borne de abajo del condensador de repente se empuja arriba y se une a la línea de alimentación de 12 Voltios. Puesto que el borne de arriba del condensador de repente es 12 Voltios más alto que la línea de alimentación, el diodo de la izquierda queda en inversa y ya no puede cargarlo. Sin embargo, el diodo de la derecha está en directa ahora y descargará los 12 Voltios en el condensador de almacenamiento de la derecha. El condensador de la derecha se carga hacia 24 Voltios, creando por tanto dos veces la tensión original.

Usa rectificadores Schottky para la mejor eficiencia.

Ahora tenemos montones de tensión extra, incluso cuando la batería que alimenta el transmisor está casi agotada, así que todavía hay mucha tensión para que el estabilizador de precisión genere 12.000 Voltios. La fuente funciona mejor si los dos diodos del doblador de tensión son diodos Schottky de potencia. Estos diodos rectificadores sólo pierden 0.2 Voltios por diodo cuando conducen. Lo malo de los rectificadores Schottky es que normalmente sólo aguantan hasta 30 Voltios máximo, pero eso es bastante para esta aplicación. En el circuito de abajo empleé diodos rectificadores de silicio 1N4001 corrientes. Cada uno de estos pierde unos 0.7 Voltios cuando conducen. Como consecuencia mi fuente de 24 Voltios sólo saca unos 22 Voltios cuando la entrada es de 12 Voltios.

Placa de fuente de alimentación para OFV. Entrada de tensión de batería variable, salida estabilizada de precisión de 12 Voltios. ******************************************************************************

COMPENSACION DE TEMPERATURA

Supuestamente, se pueden construir buenos OFVs sin compensación de temperatura. Personalmente, nunca lo he logrado, pero no os fiéis mucho de mí!!! Seguid adelante e intentadlo. Sólo dejad sitio en la placa para añadir la compensación más tarde.

La estrategia de compensación es sustituir C2 o C4 por un condensador que tenga un coeficiente de temperatura positivo y ajustable. Casi todos los componentes de un circuito LC tienen normalmente un coeficiente de temperatura negativo. Esto es, cuando la temperatura sube, la capacidad baja y la frecuencia sube. Por tanto poniendo en paralelo con la capacidad un condensador que tenga un coeficiente de temperatura igual pero positivo y opuesto, el cambio de capacidad se anulará. Yo sugiero que empieces con este método de compensación de temperatura porque es el más fácil.

Compensación capacitiva con trimer de coeficiente positivo

Si miras en los catálogos de componentes de Digi-Key, Mouser u otros encontrarás de vez en cuando condensadores trimer con coeficientes de temperatura positivos. Esto es, condensadores que aumentan su capacidad con la temperatura. Yo usé condensadores variables trimer de 20 a 40 pF fabricados por Sprague-Goodman, del tipo GCL. Sustituí parte de la capacidad del divisor capacitivo, C2 y C4, por dos trimers de coeficiente positivo en paralelo. La parte complicada es obtener tanto el coeficiente positivo correcto y la cantidad correcta de capacidad cambiando positivamente. Esto se hace usando un trimer similar de coeficiente negativo en paralelo con el trimer positivo. Balanceando el trimer de coeficiente positivo con el trimer de coeficiente negativo, puedes producir un valor total de coeficiente positivo que compense el coeficiente negativo real del resto de tu circuito LC.

Ajustando la compensación de temperatura del OFV

Pon una carga de 500 ohmios a la salida del OFV y pon sondas en la carga para tu osciloscopio y frecuencímetro. Comprueba que tu fuente de tensión está ajustada al valor que tú quieres, digamos 12’000 Voltios. Debería ser completamente estable hasta un milivoltio o dos. Si estás usando un condensador variable mecánico, pon el condensador a su máxima capacidad. Ahora ajusta los trimers de coeficiente positivo y negativo a mitad de su recorrido para la frecuencia mínima deseada del OFV. Por ejemplo, para un OFV de 5 a 5’5 MHz, deberías sintonizarlo a 5’000 MHz (o poco menos). Comprueba que todavía puedes sintonizar 5’5 MHz usando el condensador de sintonía principal. Si no puedes, puede que tengas que cambiar el C3 o probar con C4 y C2. Recuerda que C2 también puede ser un trimer de coeficiente positivo o negativo dependiendo de lo que necesites.

Ahora pon la tapa de la caja pero no la atornilles. Observa la deriva de frecuencia en tu frecuencímetro. Casi seguro que lo verás derivar constantemente hacia arriba o abajo. Si va hacia abajo, supón que esto está causado por el incremento de temperatura en la caja. Gira un trimer positivo a menos capacidad, luego ajusta un trimer negativo para restaurar la frecuencia a donde empezaste. Repite esto una y otra vez hasta que la dirección de la deriva se invierta. Ahora debería estar yendo incansablemente hacia arriba. Ahora quita un poquito del trimer negativo hasta que la deriva se pare. Cuando los dejas bien balanceados, la frecuencia todavía cambiará, pero ahora oscilará arriba y abajo pero pronto volverá a la misma frecuencia. Esto es, la frecuencia no variará más continuamente en la misma dirección. Cuando llegas a este punto, lo has hecho lo mejor que has podido con tu lista de componentes presente. Con suerte, durante un minuto dado no patinará arriba o abajo más de 5 Hz.

Compensación de temperatura por termistor

Puede que encuentres que tu compensador trimer capacitivo positivo no te da suficiente compensación positiva para hacer un buen trabajo. Un circuito de compensación a termistor puede ser lo que tú necesitas. Yo tuve buenos resultados con el circuito del manual de la ARRL de abajo.

Las resistencias se diseñan normalmente para cambiar lo menos posible con la temperatura. Sin embargo, los termistores son resistencias hechas de semiconductor que tienen un coeficiente de temperatura grande. El coeficiente puede ser positivo o negativo, y ambas clases pueden ser usadas en el circuito de arriba. Los termistores están colocados en un circuito en puente con un termistor en cada lado del puente. Todo el circuito se alimenta con una fuente estabilizada de precisión de 5 a 10 Voltios.

Ajustando los potenciómetros ajustables de 5K y 500K de arriba y el medio, se puede elegir el grado y dirección de compensación. Ajustar el potenciómetro hacia la derecha selecciona mayor compensación positiva. Ajustarlo hacia la izquierda introduce menos compensación positiva o incluso compensación negativa. Si necesitas mayor capacidad, siempre puedes poner dos o más varactores en paralelo.

Regulación de temperatura

Otra alternativa de compensación de temperatura es mantener la temperatura constante calentando el OFV y estabilizando la temperatura con un termostato. Yo monté un dispositivo así dentro de la tapa de mi caja de fundición. El calefactor tenía un elemento de calefacción resistivo y un sistema regulador de temperatura por realimentación controlado por termistor. Las buenas noticias son que reguló la temperatura de la caja dentro de 0’1 grado Fahrenheit. Las malas noticias son que le llevó al menos 30 minutos el estabilizar la temperatura y que cuando se instaló en el transmisor, el regulador intentaba calentar todo el transmisor y quizás toda la habitación. En otras palabras, una caja de OFV calentada necesitará un buen aislamiento de temperatura para que sea práctico. Abandoné esta idea.

En conclusión, la estabilización de tensión de precisión, compensación de temperatura y ajuste cuidadoso pueden conseguir un OFV que no patina como uno casero. Cuando sales al aire y describes tu transmisor como “completamente casero” las estaciones que trabajes a menudo te llenarán de alabanzas. Disfruta cada felicitación. Si necesitaste tantos prototipos como yo para desarrollar un OFV razonablemente bueno, te mereces cada felicitación. De hecho, las mejores felicitaciones que he tenido fueron cuando contacté con colegas durante una hora sin ninguna queja sobre mi deriva. Especialmente si pude evitar describir mi divertido transmisor casero. Para ellos, yo estaba usando un transceptor moderno de alta calidad.

ATRAS